¿Por qué contar con un promotor en un punto de venta?

El promotor de ventas es un componente fundamental para lograr resultados favorables en el punto de venta:

  • Es un facilitador de la compra, ya que su trabajo recuerda al consumidor sus necesidades
  • Acorta la elección de compra porque explica inmediatamente las ventajas del producto.
  • Atrae a nuevos clientes y puede servir de sistema de alerta para las oportunidades que utiliza la competencia.
  • Recoge datos a lo largo del día para evaluar el progreso de la planificación y la necesidad de introducir cambios en la estrategia comercial.

Dado que su propuesta de valor deja de marcar la diferencia tarde o temprano, la relación entre el cliente y la marca cambia continuamente.

La competencia reconoce lo que se valora en la categoría, y esto se refleja en los resultados de la rotación y el espacio en los estantes. Esta es una de las razones clave para mantener una relación positiva entre su marca y el comprador en el punto de venta.

Aprovechar el tiempo del promotor en el punto de venta requerirá formación y recursos que faciliten la vida de estas personas. Si un promotor llega al punto de venta sin saber lo que quiere conseguir, el dinero gastado podría desperdiciarse en acciones que no consiguen el resultado deseado.

Si quieres conocer más de estos especialistas o algún tema relacionado con la promotoría en un punto de venta, visita el sitio de Grupo PROM.



Retail execution

La aplicación de la planificación estratégica en el comercio minorista, la materialización de una idea o hipótesis en el punto de venta, se conoce como Retail execution. Es poner en marcha en el punto de venta lo que los equipos de marketing y ventas planificaron entre bastidores.

El objetivo principal de la ejecución de los puntos de venta es aumentar la rentabilidad de la organización. Dicho de otro modo, vender más. Al mismo tiempo, se sabe que no es tan sencillo:

En un enfoque humorístico, diría que el concepto general de ejecución en el comercio minorista puede compararse con un árbol.

La existencia de todo árbol comienza con la germinación de una semilla. Esta semilla se desprende y forma raíces cuando se posa en el lugar adecuado. Reconoce el suelo, descubre las oportunidades y esquiva los peligros cada día al principio, cuando todavía es frágil.

La raíz es fundamental para la supervivencia del árbol. Se encarga no solo de sostener, sino también de nutrir a la planta. En este ejemplo, las raíces son para las plantas, lo que la ejecución de la venta es para todo el entorno empresarial.

El mecanismo del punto de venta (TPV), ya sea en línea o fuera de línea, está en el centro de todo. El negocio (el árbol) no puede prosperar sin la ejecución (la raíz). No será lo suficientemente fuerte como para desarrollarse adecuadamente hasta que llegue al punto en el que pueda proporcionar resultados (las flores y los frutos). El árbol no podrá evolucionar sin una base fuerte y proporcionada.

El concepto es el mismo para las marcas que dependen de la exposición de productos en los puntos de venta. La venta no se producirá sin una ejecución sólida, sin la tangibilidad de la estrategia comercial en el punto de venta.

En consecuencia, la ejecución en el comercio minorista podría considerarse la base del marketing comercial. Por ello, es fundamental asegurarse de que estos cimientos sean muy sólidos para permitir una perfecta gestión de la ejecución en el punto de venta.